Jesucristo No Usaba Su Cabello Largo
    Comentario por Luis Felipe Molina

    Ya suman billones los cristianos (católicos y protestantes), las personas de otras
    religiones y los ateos que, por muchos siglos, han aceptado que nuestro Señor
    Jesucristo usaba el pelo largo; a pesar de que es evidente que usaba el cabello
    corto: El Apóstol Pablo, quien escribió bajo la inspiración de Dios, nos dice:   

    1Co 11:6  Porque si la mujer no se cubre, que se corte también el cabello; y si le
    es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o raparse, que se cubra.
    1Co 11:14  La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso
    dejarse crecer el cabello?
    1Co 11:15  Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso;
    porque en lugar de velo le es dado el cabello.

    Antes de su ceguera temporal y conversión, Pablo conversó con Jesús
    (Hechos 9:1-10), y, aunque no lo vio, no hubiese afirmado que “al varón le es
    deshonroso dejarse crecer el cabello”, si su Señor hubiese usado el pelo largo.
    Aunque nadie le hubiese comentado a Pablo sobre la apariencia física de Jesús,  
    Dios no inspiraría a Pablo para que denigrara a Jesús, quien nunca pecó.

    Los personajes bíblicos llamados nazareos, usaban el pelo largo. Pero esa
    denominación no debe confundirse con la expresión nazareno: A nuestro
    Señor Jesucristo se le llamaba NAZARENO porque creció en Nazaret.

    San Juan también aclara a quién le corresponde usar el pelo largo:

    Apo 9:8 tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones;

    La Biblia, la palabra de Dios, debe entenderse literalmente (excepto cuando la
    propia Biblia indique que hay simbolización, como en Daniel 7:1 y Apocalipsis
    1:20); a pesar de que haya pasajes que a primera vista (o a vista superficial)
    humana parezcan contradecir lógica o criterio humano o hipótesis “científica.
    Dios y sus asuntos no necesitan del apoyo de la opinión humana, ni de ninguna
    confirmación “científica.  

    Por lo tanto, mi siguiente deducción sólo trata de ser pintoresca: En la época
    en que nuestro Señor Jesucristo vivió en la tierra, el Imperio Romano debió
    influir inclusive en los habitantes de tierras recién dominadas: Los romanos
    no usaban el pelo largo, y Jesucristo no era extravagante porque era santo.

    La capacidad del discernimiento humano es infinitamente microscópica
    comparada con la sabiduría de Dios; pero el Espíritu de nuestro Padre
    celestial nos puede guiar para entender a plenitud su palabra. Digo
    entender, no digo “interpretar”, porque la palabra de Dios no es para
    ser interpretada, es para aceptarla siempre. Si algo en la Biblia parece
    contradictorio o confuso o paradójico, o incompleto, etc., significa
    únicamente que aún no hemos entendido.

    Le agradeceré que acepte mi invitación a que
    me envié un correo electrónico con su opinión.

    Luis Felipe Molina
    lfmolina@optimalsolutions.info
        
    PS: Corolario: Ya que nuestro Señor Jesucristo no usaba el cabello largo, el Manto
    de Turín no es genuino -o es de otra persona, o lo que se ve no es cabello largo.

    LFM, SPS, 29 de junio de 2010
Descargar el  
Artículo
.................Contacto Fácil      A Pocos Clicks      EF-TTT      Imágenes, Artículos y Chistes      English Version
.................Base      Servicios      Clientes      Trabajos      Personas      Referencias      Compromiso      Más Servicios      
Algo de música:
Beethoven:
En este logo de SÓ se vislumbran varias imágenes: un camino curvo (la S de Soluciones en la O de Óptimas), dos partes complementarias como partes que ensamblan en un rompecabezas, la unión de océano y tierra, un apretón de dos manos
Ver cinco fotos de LFM de 1976 a 1980, cuando él era de 26 a 30
años de edad, con el pelo algo largo –
sin darse cuenta de su error.
LFM. 1976. Auditor, Gobierno de Honduras (GDH)
LFM. 1977. Analista de Empresas, GDH
LFM. 1978. Analista de Empresas, GDH
LFM. 1979. Asesor de Energía, GDH -lo cual incluyó la fijación de los precios de los combustibles derivados del petróleo (tarea que fue hecha por él solo)
LFM. 1980. Coordinador Técnico de la Comisión Nacional de Energía, GDH